CyberWomen Challenge México

CyberWomen Challenge

El reto es: más mujeres en ciberseguridad

El CyberWomen Challenge, se realizó por primera vez en México, se trata de una serie de retos de ciberseguridad en el que participan solo mujeres, esta iniciativa es impulsada por la Organización de Estados Americanos y la empresa Trend Micro con presencia en el país.

Las últimas semanas se celebró en países como Colombia, Chile, Guatemala o Uruguay, en México encontró respaldo en la Estrategia Digital Nacional, en el encuentro tuve la oportunidad de conocer a Estefanía Capdeville, Asesora Internacional de la EDN, quien coordinó las actividades para nuestro país.

CyberWomen Challenge México 2018

En el reto participamos 101 mujeres de todo el país, con diferentes perfiles como: ingenieras en electrónica, software, redes, auditoras, especialistas en seguridad informática, privacidad y alguna abogada, ¡sí! porque el ámbito legal está más próximo que nunca al de la ciberseguridad, pero de ello hablaremos con posterioridad.

La primera fase del reto fue técnica, a través de un cuestionario de sobre conceptos de informática y seguridad de la información, para acreditar la inscripción, una vez aprobado llegó la invitación para acudir al Salón Morelos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde todo comenzó con una introducción al Data Center Híbrido, sus posibles amenazas y tips para la defensa y ataque.

Jesús Razo nos mostró conceptos y metodologías de ataque y defensa

Luego, los retos, en formato Capture the flag, veinticinco equipos nos enfrentamos a la resolución de pistas, su respuesta y captura de las banderas para obtener puntos en la fase de ataque; todo con el apoyo del staff de Trend Micro, dispuestos a guiar los procesos de cada equipo.

Después, una introducción a las técnicas de defensa y el manejo de una herramienta para desarrollar el bloque de retos defensivos.

El swag no puede faltar

Al final, dos equipos resultaron premiados, el primero con un viaje al Simposio de Ciberseguridad de la OEA, a celebrarse a finales de septiembre en Washington, D.C., y el segundo con licencias de herramientas de seguridad.

El reto de las mujeres en ciberseguridad

Ahora, ¿por qué es importante este tipo de eventos?

  1. La ciberseguridad es una industria en auge, sus profesiones crecen acelaradamente.
  2. La demanda de talentos aumenta y se estima un déficit para 2022.
  3. Las mujeres siguen siendo el segmento de menor participación, solo el 11%.
  4. La presencia de mujeres en el sector añade perspectiva a las soluciones de ciberseguridad.
  5. La ciberseguridad representa oportunidades de carrera y posiciones de liderazgo para las mujeres.
  6. Es posible equilibrar la balanza de participación por género, en una industria que aún no se consolida.
  7. Se habla mucho de la parte ofensiva (como lanzar ataques y evadir medidas de seguridad), sin embargo los aspectos preventivos y defensivos no está siendo considerados como deberían, y ahí también hay una amplia ventana de oportunidades para nosotras.

¿Cómo romper el techo de cristal de la ciberseguridad?

  1. Arreglar el “pipeline problem”, este es un término acuñado al problema estructural que limita la presencia de mujeres en ámbitos tecnológicos, que parte de los estigmas de género y formación presentes en la cultura.
  2. No discriminación o estereotipos, es importante que las escuelas, las empresas y la sociedad no realicen la asociación privativa de la seguridad con entornos masculinos o raciales, y tampoco que lo hagan con ámbitos exclusivamente técnicos.
  3. Innovación en la cultura laboral, con oportunidades parejas y el reconocimiento material al trabajo de las mujeres, iguales oportunidades de contratación, salario y crecimiento.
  4. Buenas prácticas, algunas empresas han implementado programas para el reclutamiento de sectores con baja representación, entre ellos, las mujeres; también lo hacen algunas universidad a fin de lograr matrículas más equilibradas.
  5. Respeto, entornos favorables para el desarrollo pleno de las mujeres, donde podamos ser valoradas por lo que podemos hacer, libres de acoso.
Una ingeniera en electrónica, una licenciada en sistemas de información y una abogada geek.

La ciberseguridad como todas las industrias requiere perfiles diversos, y por ello no debería ser extraño encontrar abogadas, contadoras, sociólogas, mercadólogas o psicólogas, haciendo equipo con licenciadas en informática, ingenieras, matemáticas o científicas de datos, así que aplausos a la OEA, a Trend Micro y a quienes participaron en este primer reto de 101 mexicanas en ciberseguridad.

Gobierno Abierto desde lo Local

Hace un par de días se celebró en Oaxaca el relanzamiento del Secretariado Técnico de Gobierno Abierto, en el cual participo como representante de la Sociedad Civil, a través de Servicios Universitarios y Redes de Conocimientos en Oaxaca A. C. (SURCO); en esta ocasión fui invitada a expresar un mensaje, el cual tuvo la intención de resaltar que el concepto de gobierno abierto no significa necesariamente el desarrollo de aplicaciones o la creación de plataformas gubernamentales en línea, sino que es posible hacer una reinterpretación del tema, desde lo local.

 

«Para insertarse en el discurso del Gobierno Abierto, es necesario comprender sus orígenes, alcances y oportunidades. El objetivo no es nuevo, es el de siempre, que las sociedades puedan dialogar en condiciones de menor asimetría e injusticias y con mayores oportunidades de bienestar.

El Gobierno Abierto, en tanto modelo de diálogo y organización debe garantizar que estos objetivos puedan alcanzarse a través de procedimientos respetuosos, pertinentes y participativos con las comunidades donde se desarrollan; es decir, estamos hablando de Desarrollo desde lo Local, y en Oaxaca algo sabemos del tema, o algo sabemos le sabemos al tema. Justo desde este análisis nos pareció que Gobierno Abierto es un nuevo nombre para Prácticas y Costumbres, que, desde lo local, se realizan hace mucho tiempo, antes de que este modelo de gobernanza se hiciera popular, y, por ende, desde la apertura que el propio modelo promueve, pudiéramos enriquecerlo con ingredientes de la cotidianidad oaxaqueña. Así, caímos en cuenta que los elementos que dan fundamento al Gobierno Abierto, es decir la transparencia, colaboración y participación ciudadana, no son privativos de una tendencia global, sino que podrían tener antecedentes muy asentados en la tradición local, ¿nos suena a tequio? ¿nos suena a asamblea, a comité?…

Ahora hablaré de un ejercicio local que incorpora este espíritu y algunas herramientas: en el memorable septiembre, los oaxaqueños fuimos, entre una población significativa de mexicanos, de los primeros afectados… en la confusión generalizada que originó la tragedia, la información, la ayuda, los censos, parecían insuficientes y hasta contradictorios, nadie estaba preparado y el suceso rebasó cualquier medida preventiva; fue entonces, cuando, en Oaxaca, donde apenas el 20% de los hogares tienen internet y solo el 52.7% de la población es usuaria de telefonía celular; sucedió un primer ejercicio responsivo mediante el uso de tecnologías: Kiado, Lindsey, Madsa, Oliver, Yeyo, Gil, Ricardo, Sebastián, por mencionar algunos, empezaron a movilizarse a través de redes sociales para conformar un mapa de afectaciones y de centros de acopio… una decena de colaboradores a distancia nos sumamos y así se conformó el Mapa Terremoto Oaxaca, que usando las herramientas gratuitas de google maps, Facebook y twitter, pudo concentrar dos capas de información abierta, con registros autenticados de más 120 comunidades afectadas, y 43 centros de acopio, que acumula al día de hoy más de 56 mil visitas, con la ayuda del mapa, algunos acopios se fortalecieron y algunas comunidades como Cerro Costoche, pudieron recibir apoyos de la sociedad civil. Fue un esfuerzo pequeñito que nació en SURCO, pero fue el único que había visto la luz hacia la segunda semana de septiembre; después, con el segundo terremoto, vinieron otros, mejor organizados, más especializados, con mayor alcance y visión, de los que tenemos mucho que aprender; nadie lo hizo pensando en que fuera gobierno abierto, la idea era movilizarse ante una preocupación común: y esa es la idea central del gobierno abierto, movilizarse ante las preocupaciones comunes.

Gobierno abierto no significa el desarrollo de aplicaciones, o mega plataformas, significa la voluntad de movilizarse ante las preocupaciones comunes, y ahí, en ese espacio de buena voluntad y ciudadanía está la gente de la Sierra Mixe, que hoy se organiza para la reconstrucción de sus viviendas, la comunidad mazateca que se habla, se escucha y comparte su lengua y saberes a través de Radio Nahndi’a, los jóvenes de Yaviche que desde la comprensión de su territorio y recursos, conforman la Universidad Zapoteca como un espacio de intercambio y aprendizaje común; y quienes desde comunitic en la Ciudad de Oaxaca, hacemos talleres sobre seguridad digital, software libre y apropiación de las tecnologías, entre cientos de prácticas colaborativas que simultáneamente tienen lugar en nuestro Estado; si el Gobierno Abierto se fundamenta en ello, entonces el gobierno abierto tiene mucho qué dialogar con la organización comunitaria, y reconocerse mutuamente en el objetivo común de no dejar a nadie atrás.»

 

9 años twitteando

Hace 9 años abrí mi primera cuenta de twitter, esta se llamó @LicJazz y poco tiempo después evolucionó a @QueenJazz, cuenta que mantengo activa, aunque a partir de 2010, la mayor parte de mis actividades online cobraron vida en el perfil @Jazmin_Aquino, que hace poco cambié a @jazminaquinomx.

No habría caído en cuenta de la fecha si twitter no hubiere incluido la posibilidad de saber con exactitud desde cuándo eres usuario, una función incorporada hace no demasiado tiempo.

IMG_8659.JPG

Este pequeño historial de mi cuenta personal, no tiene mayor sentido, excepto para reflexionar sobre la importancia de un servicio que nació en 2006, habitado por sus creadores, quienes lo lanzaron como una plataforma de microblogging, por aquéllos años, bloggear era una de las actividades comunes de los cibernautas, quienes teníamos la posibilidad de  abrir blogs gratuitos a través de blogger, blogspot o wordpress, por mencionar los de mayor uso; twitter irrumpió en el escenario digital permitiendo la micro publicaciones, de 140 caracteres, que no hacían sentido alguno para el que comenzaba a explorar el servicio.

Twitter en 2008

A menudo se podía leer entre los primeros twits de los recientes usuarios, frases como: «¿qué es esto?», «¿cómo funciona?», «me largo, esto es muy aburrido», porque ahora ya sabemos que twitter hace sentido cuando sigues y te siguen, cuando se genera la interacción, es más, hoy, al abrir una cuenta, Twitter sugiere una veintena de perfiles qué seguir y se encarga de avisar a tus contactos de correo y teléfono que ya tienes un perfil, antes todo eso era orgánico, manual; la mayoría de usuarios eran norteamericanos y se observaba un flujo constante de twits en inglés en los timeline. Un poco como comenzó a integrarse hace muy poco Mastodont, el hermanito libre de twitter.

Populares eran las listas de recomendaciones de perfiles, revistas que listaban a usuarios influyentes, y el olvidado #followfriday que se usaba para recomendar a tus tuiteros favoritos.

Aún no podíamos disponer públicamente de Analytics, gifs, etiquetar amigos, es más, las fotografías se alojaban en servicios diferentes a twitter, como twitpic que al anunciar su cierre, permitió la descarga de fotografías por un tiempo limitado y la posterior pérdida de esos datos, tampoco había periscope, ni podíamos compartir contenidos con un solo clic.

Hemos visto la evolución del logotipo del pajarito, la extinción de su problemática ballena, el nacimiento de nuevos usuarios y la inactividad de otros, y también el cierre de cuentas de entrañables twitteros, o el fracaso de servicios como twitter music.

En algún momento, muchos nos hemos preguntado sobre el futuro de twitter, hasta cuándo permanecerá vigente, claro estaba que Facebook no era competencia, su funcionamiento, usuarios y usos son claramente distintos ¿o eran?

Lo cierto es que la idea de microblogging evolucionó a un uso diferente, tal vez un directorio de noticias, a veces funciona como un carnet de identidad digital, hábitat natural de los trolles, respositorio de información inútil, ciberespacio para textear a solas. Pero también es un espacio de construcción de relaciones, ya no comunidades como era posible en el pasado, creo que ya no, pero sí resulta útil para conocer personas con intereses afines e interactuar, enterarse de las últimas nuevas a través de «moments».

Twitter cambió la teoría de los Seis Grados de Separación, que argumenta que una interacción pasa como máximo por 5 conexiones… ahora estamos a 1 twit de distancia.

También es una herramienta de captación de datos muy importante para la industria del Big Data, a través de twitter se determinan tendencias y se posicionan mensajes políticos.

Tal vez el boom de Twitter ya pasó, no volverá a ser el de antes, pero su presencia, por ahora, se afianza en el cambio, monetización e integración de nuevos servicios, por ahora, solo siento un poco de nostalgia digital, tal vez mañana twitter solo sea el recuerdo que identifique a la generación de nuestra época.

 

 

 

 

Jazmin Aquino

Acerca de mi

Jazmín Aquino

Soy Jazmín Aquino, Abogada de tecnologías, egresada del INFOTEC.

Fellow del programa de Agentes de Cambio de Desarrollo Local, impulsado por PNUD y el INAI.

Integrante del Secretariado Técnico Local de Gobierno Abierto del Estado de Oaxaca.

Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, donde también cursé la licenciatura en Gestión Cultural.

He realizado cursos en áreas como gobierno abierto, proyectos digitales, blockchain o propiedad intelectual.

Experiencia laboral

He colaborado en la gestión de medios de comunicación e implementación de TIC en organizaciones públicas y privadas.

Intereses

  • Soy promotora permanente del uso y apropiación de las TIC.
  • Participo en iniciativas de apropiación tecnológica con el proyecto COMUNITIC, de la organización SURCO.

LinkedIn

Jazmín Aquino