9 años twitteando

Hace 9 años abrí mi primera cuenta de twitter, esta se llamó @LicJazz y poco tiempo después evolucionó a @QueenJazz, cuenta que mantengo activa, aunque a partir de 2010, la mayor parte de mis actividades online cobraron vida en el perfil @Jazmin_Aquino, que hace poco cambié a @jazminaquinomx.

No habría caído en cuenta de la fecha si twitter no hubiere incluido la posibilidad de saber con exactitud desde cuándo eres usuario, una función incorporada hace no demasiado tiempo.

IMG_8659.JPG

Este pequeño historial de mi cuenta personal, no tiene mayor sentido, excepto para reflexionar sobre la importancia de un servicio que nació en 2006, habitado por sus creadores, quienes lo lanzaron como una plataforma de microblogging, por aquéllos años, bloggear era una de las actividades comunes de los cibernautas, quienes teníamos la posibilidad de  abrir blogs gratuitos a través de blogger, blogspot o wordpress, por mencionar los de mayor uso; twitter irrumpió en el escenario digital permitiendo la micro publicaciones, de 140 caracteres, que no hacían sentido alguno para el que comenzaba a explorar el servicio.

Twitter en 2008

A menudo se podía leer entre los primeros twits de los recientes usuarios, frases como: «¿qué es esto?», «¿cómo funciona?», «me largo, esto es muy aburrido», porque ahora ya sabemos que twitter hace sentido cuando sigues y te siguen, cuando se genera la interacción, es más, hoy, al abrir una cuenta, Twitter sugiere una veintena de perfiles qué seguir y se encarga de avisar a tus contactos de correo y teléfono que ya tienes un perfil, antes todo eso era orgánico, manual; la mayoría de usuarios eran norteamericanos y se observaba un flujo constante de twits en inglés en los timeline. Un poco como comenzó a integrarse hace muy poco Mastodont, el hermanito libre de twitter.

Populares eran las listas de recomendaciones de perfiles, revistas que listaban a usuarios influyentes, y el olvidado #followfriday que se usaba para recomendar a tus tuiteros favoritos.

Aún no podíamos disponer públicamente de Analytics, gifs, etiquetar amigos, es más, las fotografías se alojaban en servicios diferentes a twitter, como twitpic que al anunciar su cierre, permitió la descarga de fotografías por un tiempo limitado y la posterior pérdida de esos datos, tampoco había periscope, ni podíamos compartir contenidos con un solo clic.

Hemos visto la evolución del logotipo del pajarito, la extinción de su problemática ballena, el nacimiento de nuevos usuarios y la inactividad de otros, y también el cierre de cuentas de entrañables twitteros, o el fracaso de servicios como twitter music.

En algún momento, muchos nos hemos preguntado sobre el futuro de twitter, hasta cuándo permanecerá vigente, claro estaba que Facebook no era competencia, su funcionamiento, usuarios y usos son claramente distintos ¿o eran?

Lo cierto es que la idea de microblogging evolucionó a un uso diferente, tal vez un directorio de noticias, a veces funciona como un carnet de identidad digital, hábitat natural de los trolles, respositorio de información inútil, ciberespacio para textear a solas. Pero también es un espacio de construcción de relaciones, ya no comunidades como era posible en el pasado, creo que ya no, pero sí resulta útil para conocer personas con intereses afines e interactuar, enterarse de las últimas nuevas a través de «moments».

Twitter cambió la teoría de los Seis Grados de Separación, que argumenta que una interacción pasa como máximo por 5 conexiones… ahora estamos a 1 twit de distancia.

También es una herramienta de captación de datos muy importante para la industria del Big Data, a través de twitter se determinan tendencias y se posicionan mensajes políticos.

Tal vez el boom de Twitter ya pasó, no volverá a ser el de antes, pero su presencia, por ahora, se afianza en el cambio, monetización e integración de nuevos servicios, por ahora, solo siento un poco de nostalgia digital, tal vez mañana twitter solo sea el recuerdo que identifique a la generación de nuestra época.

 

 

 

 

Atrapados en la Infosphere

El recorrido

Infosphere, una perspectiva del arte en la era de la revolución digital y sus consecuencias sociales, es el nombre de la exposición que hasta el día 3 de septiembre se encuentra de forma modular en el Centro Nacional de las Artes.

IMG_6746.JPG

Infosphere

«con este neologismo nos referimos a la red técnica creada a partir de la telegrafía, la telefonía, la televisión, el radio, el radar, los satélites y el Internet. Esta red abarca todo el planeta y permite el intercambio mundial de datos, así como la organización para el desplazamiento de personas y el traslado de mercancía. Sin el tráfico mundial de datos, bienes y pasajeros, sería imposible satisfacer las necesidades y aspiraciones biológicas y sociales de mas de siete mil millones de personas»

Peter Weibel

Así comienza este recorrido, con un planteamiento técnico – filosófico de lo que significa la idea de una capa de información masiva, en que las nuevas estructuras sociales se asientan, proyectan, desarrollan o interconectan.

La experiencia

Al decidir visitar esta muestra, pensé inmediatamente en aquélla expuesta en el Centro de Cultura Digital con el auspicio de Fundación Telefónica a inicios del año: Big Bang Data, sin embargo; mientras aquélla fue mayormente sensitiva, Infosphere tiene raíces que se introducen en la conciencia de los visitantes.

IMG_6753.JPG

Fundamentada en años de investigación, con claras influencias de la literatura ciberpunk, proyecta escenarios caórdicos, robóticos y supra reales, como las granjas de servidores construidas en condiciones para que la vida orgánica no sea viable, la sorprendente forma de aprender sobrevivencia humana a través de la wikipedia  o cómo construir relaciones sociales mediante aprendizaje automático, o las posibilidades/imposibilidades de recoger el rastro digital que anda navegando como basura reciclable ciber espacial (por cierto, acabo de cocinar un pastel únicamente con ayuda de youtube y la semana pasada, comentaba con @Kiadorani sobre la posición de los linguistas respecto al apagón del lenguaje inventado por dos inteligencias artificiales).

IMG_6755.JPG

La recomendación

Aunque el ambiente está impregnado de la Cultura Libre y el Creative Commons, les dejo un poquito de la expo, para que la disfruten por sí mismos, ya casi se termina, así que valdría la pena organizar los tiempos vacacionales para acudir al CENART.

infospherevisitas.jpg

Uno de los motivos de este blog, es encontrar las relaciones que creo, existen y cada vez serán más vistas entre la cultura, la tecnología y el derecho, creo que esta exposición es muestra de ello. También, como última recomendación, les sugiero visitar el proyecto Architecture of Radio, que con una aplicación homónima nos acerca al mundo de los datos y el espectro radioeléctrico.