Riesgos cibernéticos en el sistema electoral mexicano debe atenderse – economiahoy.mx

Los ciberataques son un problema muy común dentro de México, lo cual significa un signo de alerta en los sectores manufactureros, banca y servicios financieros, comercio electrónico, gobierno, educación y comercio minorista y ahora es una situación de alto riesgo las próximas elecciones en México.

Origen: Riesgos cibernéticos en el sistema electoral mexicano debe atenderse – economiahoy.mx

Los ciberataques es un problema muy común dentro de México, lo cual significa un signo de alerta en los sectores manufactureros, banca y servicios financieros, comercio electrónico, gobierno, educación y comercio minorista y ahora es una situación de alto riesgo las próximas elecciones en México.

De acuerdo con un comunicado de Infosecurity México, hay un amplio interés de los ciberdelincuentes en generar dudas sobre los resultados electorales.

«Con anterioridad, las redes sociales eran empleadas para manipular la opinión pública e intentar atacar la imagen de un partido político concreto. Sin embargo, hoy en día, se emplean métodos más sofisticados desarrollados por criminales de alto nivel que filtran datos sensibles, deforman o cambian intencionadamente páginas web de organismos públicos e incluso intentan alterar el conteo de las votaciones, entre otro tipo de acciones. Debido a ello, tanto las estructuras gubernamentales como los partidos políticos deben considerar medidas de ciberseguridad que incrementen la seguridad de sus sistemas y, principalmente, de su información», aseguró , Philippe Surmann, Country Manager de Reed Exhibitions.

Como referencia, basta señalar que apenas el año pasado, durante las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos se presentaron las primeras señales públicas de una intervención extranjera sin precedentes en la democracia estadounidense, a través de, entre otros elementos, la creación de un sitio de Internet promovido por unos desconocidos que además controlaban un ciberejército de cuentas falsas de Facebook y de Twitter. Esta legión de impostores fue controlada por rusos, aunque las operaciones y todos los detalles no han acabado de resolverse o de surgir a la luz pública.

Lo que sí se sabe es que el ataque informático de Rusia a las elecciones no se quedó en el hackeo y la filtración de los correos electrónicos de los demócratas o en la acumulación de historias –verdaderas, falsas e intermedias– que golpearon a Clinton en medios rusos como RT y Sputnik. Sin embargo, algo que resultó llamativo y muy complicado de rastrear, fue el experimento que Rusia realizó en Facebook y Twitter, que curiosamente son empresas estadounidenses que inventaron las herramientas de las redes sociales pero, que en este caso, no pudieron evitar que las redes se convirtieran en motores de engaños y propaganda.

Evidencia gracias a investigaciones

«Estamos conscientes de que se acerca uno de los procesos electorales más importantes para el país, y con él llegarán intentos de mancharlo a través de posibles ataques cibercriminales. En contramedida, ya se han desarrollado esquemas y mecanismos de control que ayudarán a evitar que esto suceda, por eso es que queremos aprovechar estas oportunidades para explicar los diversos controles de ciberseguridad que hasta el momento se conocen, y que tienen el propósito de disminuir la probabilidad de un incidente y garantizar la certidumbre del proceso electoral», señaló Jorge Osorio, director de Servicios de Consultoría de CSI, Consultores en Seguridad de la Información.

Por su parte, Luis Raúl Serrano, representante en México de FireEye, recordó que recientemente esta firma de ciberseguridad guiada por inteligencia, llevó a cabo una investigación, a la par de The New York Times, que reveló algunos de los mecanismos que utilizaron operadores supuestamente rusos para difundir mensajes en contra de Clinton y promover el material hackeado que ellos habían filtrado por medio de Twitter y Facebook, misma empresa que reveló que habían cerrado cientos de cuentas por considerar que habían sido creadas por una organización rusa ligada al Kremlin y se habían utilizado para comprar cien mil dólares en publicidad durante y después de la campaña electoral de Estados Unidos.

«Ante tal panorama, las autoridades electorales en México deben tener cautela y establecer las medidas adecuadas para evitar las intromisiones externas e internas a los sistemas informáticos que controlarán el proceso correspondiente al cómputo electoral, ya que se requiere contar con resultados entregados en el tiempo ofrecido y de manera precisa y transparente».

«Los políticos latinoamericanos no saben cómo usar el big data» – Sputnik Mundo

El análisis de datos a gran escala ha modificado la manera de tomar decisiones, no sólo empresariales, sino también políticas. Sin lugar a dudas la incidencia que tuvo su aplicación en las recientes elecciones estadounidenses no tiene precedentes. No obstante, según el experto consultado por Sputnik, su desarrollo en Latinoamérica aún es primitivo.

Origen: «Los políticos latinoamericanos no saben cómo usar el big data» – Sputnik Mundo

Big Data Electoral

Una industria en pleno auge

El electoral es uno de los sectores que han realizado análisis de datos desde antes de la irrupción de modernas herramientas, lo que conocemos hoy como el big data, una industria que se alimenta de datos de diversas fuentes, realiza cruces entre variables y genera predicciones parciales.

Lo que viene para México

Su aplicación en procesos electorales como el de Estados Unidos, y la irrupción de la economía de los datos, hace latente su expansión, los equipos de campaña cada vez incoporan especialistas en áreas clave de tecnología, como el big data, seguridad de la información, redes sociales, chatbots,  gobierno abierto y cloud computing, entre otras, para el desarrollo de sus estrategias electorales; no dudemos que en México escucharemos cada vez hablar más de estas tendencias conforme avance el proceso electoral que está a punto de comenzar.

El blog

A través de este espacio, estaremos reflexionando sobre estas novedades y compartiendo información de importancia.

Enseguida, comparto un artículo que precisamente, aborda el tema del bog data como una herramienta electoral, sin embargo, la discusión ética queda latente.

El artículo

El procesamiento de grandes volúmenes de datos a través de algoritmos (Big Data) permite reconocer la afinidad de los usuarios de las redes sociales con los candidatos de las elecciones y está cada vez más cerca el momento de predecir los resultados de un comicios con mayor precisión que las encuestas, afirmó un especialista en métricas digitales.

«Hace algunos años estaba el problema de la representación, porque había fuerzas con mucha presencia en las redes como Cambiemos y otras que tenían mucha presencia en el territorio pero que sus seguidores no estaban en las redes. Ese escenario se está modificando y creemos que lo que se ve en Facebook y Twitter se acerca cada vez más a la realidad», señaló Guillermo Vagni, director del sitio politicosenlasredes.com, en diálogo con Télam.

Para la medición que realizan en su iniciativa de tendencias electorales se usan «las expresiones de usuarios únicos en Twitter y Facebook geolocalizados en el escenario electoral» que se desea medir.

La misma tecnología excluye a los bots -algoritmos programados para simular la acción humana a través de una cuenta y generar tráfico hacia un tema- y los trolls que, siendo usuarios reales, actúan para atacar a otros.

Sobre casos particulares, el experto en métricas digitales sostuvo que junto a su equipo constataron un crecimiento de los candidatos de izquierda, que disputan y hasta superan por momentos las mediciones de «usuarios únicos afines» de otras fuerzas políticas.

Sin embargo, el sitio aclara que los porcentajes de intención de voto expuestos relevan solo las expresiones ocurridas en Twitter y Facebook, que pueden claramente no corresponderse con los resultados finales de una elección.

En este punto, el objetivo es solo reflejar tendencias y comportamientos de la comunicación política de campaña, en el terreno de las redes sociales.

Sobre las tácticas utilizadas por los equipos de campaña, Vagni explicó que aquellos que «van atrás de los realmente pioneros en el uso de estas tecnologías creen que la cuestión es estar en más redes».

En realidad, «deben estar presentes, pero además tienen que poder generar estrategias, estar en detalles importantes», aclaró.

En este sentido, precisó que hoy las herramientas de analíticas permiten saber qué pieza publicitaria impacta más en qué horario, en qué red, a qué objetivo, y las interacciones.

La estrategia de Cambiemos

A la hora de establecer estrategias, puso como ejemplo el éxito que consiguió Cambiemos en 2015, cuando Mauricio Macri y María Eugenia Vidal apostaron «más que ningún otro candidato a Facebook», la red social que cuenta con más de 2.000 millones de usuarios activos.

«Cambiemos es una fuerza que trabaja con Facebook, una plataforma que tiene más alcance y penetración. Asimismo, ofrece una gran micro segmentación que permite llegar a cada público y cuenta con 28 millones de cuentas activas en Argentina contra los 11 millones de Twitter. Así tuvieron una gran ventaja», explicó.

Además, Vagni afirmó que los argentinos hablan «mucho de política en la previa de elecciones» pero que, «en lo cotidiano, ese tema es poco significativo» en cuanto a audiencia.

«Se genera más por la entrega de los Oscars o la final de la Copa América. Sin embargo, el cierre de campaña de 2015 sí fue muy activo, solo comparable con la renuncia de Lionel Messi a la selección argentina», equiparó.

Esta comparación también coincide con la realizada por Ernesto Calvo, profesor en Ciencia Política de la Universidad de Maryland, quien señaló en diálogo con Télam que los usuarios de redes sociales en Argentina están menos activos en temas políticos si se comparan sus interacciones con las que se generaban en la campaña presidencial de 2015.

Esta semana, Calvo trazó comparaciones entre la actual campaña para la PASO y la de las elecciones presidenciales de 2015 y afirmó que en la actualidad «las redes sociales están más desinfladas».

«En 2015 se activó muchísimo a la gente con temas políticos. En esta ocasión, quizá porque es más fragmentaria, porque hay menos polarización, vemos redes sociales más desinfladas», aseveró Calvo, autor de trabajos premiados en múltiples ocasiones por la American Political Science Association. Asimismo, consideró que los bots «fueron muy importantes en la campaña anterior pero -con el tiempo- los políticos entendieron que están en la periferia».

Origen: Big Data para ver la afinidad de usuarios de redes sociales con candidatos políticos | AGENCIAFE